Parte 2 -Los diferentes “ismos” del XIX

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Parte 2 -Los diferentes “ismos” del XIXsophia1

Eugenio d'Ors Rovira (Barcelona, 28 de septiembre de 1882 - Villanueva y Geltrú, 25 de septiembre de 1954) fue un escritor, ensayista, periodista, filósofo y crítico de arte.
Podríamos calificar la época en la que tocó vivir a D´Ors como la era de los  “ismos” en el que la ruptura con el pasado se vivía intensamente.


El Romanticismo es un movimiento cultural originado en Alemania y en el Reino Unido a finales del siglo XVIII contra el racionalismo de la Ilustración y el Clasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos, rompiendo con las reglas estereotipadas del arte. Se desarrolla en la primera mitad del siglo XIX. Supone una  búsqueda constante ,distinta y particular en cada país donde se desarrolla, de sentir y concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo.


El naturalismo es un estilo sobre todo literario iniciado por August Zola hacia 1880, basado en reproducir la realidad con una objetividad documental en todos sus aspectos, tanto en los más sublimes como los más vulgares. Escritores naturalistas son en España, Galdós, Clarín Vicente Blasco Ibañez y Emilia Pardo Bazán.


El Positivismo es una corriente filosófica que afirma que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico, y que tal conocimiento solamente puede surgir de la afirmación positiva de las teorías a través del método científico. El positivismo deriva de la epistemología que surge en Francia a inicios del siglo XIX de la mano del pensador francés Augusto Comte y del británico John Stuart Mill y se extiende y desarrolla por el resto de Europa en la segunda mitad de dicho siglo.

El cuarto ismo contra el que argumenta D´Ors es el modernismo.
Las características que en general permiten reconocerlo son:
La inspiración en la naturaleza y el uso de elementos de origen natural pero con preferencia en los vegetales y las formas redondeadas de tipo orgánico entrelazándose con el motivo central.
El uso de la línea curva y la asimetría. Una derivación de este estilo en la década de 1920 es el denominado Art decó por lo que a veces se le suele confundir con el modernismo.
Hay también una tendencia a la estilización de los motivos, siendo menos frecuente la representación estrictamente realista de éstos.
Una fuerte tendencia al uso de imágenes femeninas, las cuales se muestran en actitudes delicadas y gráciles, con un aprovechamiento generoso de las ondas en los cabellos y los pliegues de las vestimentas.
Una actitud tendente a la sensualidad y a la complacencia de los sentidos, con un guiño hacia lo erótico en algunos casos.
La libertad en el uso de motivos de tipo exótico, sean éstos de pura fantasía o con inspiración en distintas culturas, como por ejemplo el uso de estampas japonesas.


D´Ors considera al modernismo anclado en el individualismo y en el naturalismo, en la autonomía del arte, en la idea de la incomunicabilidad de la realidad, que se convierte en creación subjetiva del individuo, conjunto que lleva a una clara oposición entre naturaleza y libertad, el artista se deja invadir por la naturaleza. Un  retorno al romanticismo de principios del XIX, es decir, un paso atrás.

En la próxima entrega haremos un breve repaso a las interesantes ideas de este pensador.

Música Tallamadera

Haz tu donativo y contribuye a que podamos disfrutar de la música mientras tallamos en el taller

Últimas Imágenes

¡Nuevos productos!

Estamos actualizando la tienda virtual:

¡No te pierdas las ofertas!

Lo + visto

- publicidad -